• La mediación comunitaria implica a la ciudadanía , como un miembro activo más, en la búsqueda de soluciones sociales y la corresponsabiliza en la resolución de sus problemas: Busca que los ciudadanos no recurran al Juez o al Alcalde cuando tienen un problema y fomenta que sean lo suficientemente flexibles para reconocer las razones del otro y que participen activamente en la búsqueda de soluciones beneficiosas para ambos.
  • La mediación, como sistema de gestión de conflictos, permite que los costes se minimicen frente a un proceso judicial, gracias a que todos los implicados colaboran en la solución: La institución, entonces, se convierte en una proveedora del proceso, pero no en la responsable de buscar acuerdos, de solucionar diferencias, ejerciendo de puente entre los mediados.
  • Una comunidad que incorpora la mediación como proceso de resolución de conflictos es una comunidad que entiende el conflicto desde las dos vertientes: la negativa, por el sufrimiento que comporta, y la positiva, por la fuente de energía y creatividad que puede suponer.
  • GANAR-GANAR